23 AÑOS DE BOTE POR DEJAR MEDIOMUERTO “AMIGO” DE PARRANDA.

Ricardo Corral Wilson fue declarado culpable del delito de homicidio calificado en grado de tentativa por lo que el Juez le dictó sentencia de 23 años y 4 meses de prisión, toda vez que los de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Vida lograron obtener fallo condenatorio en su contra, ya que se le comprobó que dos años antes dejó moribundo a golpes a una persona con la que estaba libando en un taller hasta que riñeron.

El Agente del Ministerio Público presentó en la audiencia pruebas y argumentos suficientes para que el Juez dictara la fuerte sentencia de la que ya le quedan 21 años por purgar, además del pago de reparación del daño, ya que su víctima pasó meses hospitalizado.

Fue la madrugada del 15 septiembre de 2010 cuando en un taller ubicado en periférico Gómez Morín y prolongación calzada Heroico Colegio Militar, frente al fraccionamiento Los Portales, Ricardo Corral golpeó con los puños a un hombre con el que había estado libando en el taller, luego de dejarlo inconsciente lo arrastró hasta una traila en el mismo local, donde lo golpeó con una piedra dejándolo mal herido.

Creyendo que lo había dejado muerto huyó, pero la víctima fue localizada al día siguiente y tras ser atendido pudo declarar que Ricardo Corral Wilson había sido su agresor, por lo que se le consiguió orden de aprehensión por el delito de lesiones calificadas, pero el agente del Ministerio solicitó la reclasificación por el delito de homicidio calificado en grado de tentativa, debido a las agravantes que rodearon el ilícito.

Regresar