LA CORRESPONSABILIDAD CIUDADANA EN LA SEGURIDAD PÚBLICA.

Mtro. Fernando Cázarez Ramírez

Docente del Centro de Estudios Superiores en Ciencias Penales.

La inseguridad es un fenómeno del cual todos los ciudadanos nos quejamos ya que hemos sido afectados de manera directa o indirecta, todos somos prontos en quejamos, sin embargo, pocos hacemos algo al respecto para no propiciar la comisión de más delitos ya que tenemos muy poco o nada de respeto por las reglas más básicas de convivencia.

Un ejemplo de esto es cuando conducimos nuestro vehículo y creemos que nuestro tiempo o actividades son más importantes que la de los demás ciudadanos que comparten el camino con nosotros. De manera por demás irresponsable excedemos los límites de velocidad, pasándonos los señalamientos de alto y semáforos, entre otras infracciones. Esto ocasiona un sin fin de problemas que afectan la seguridad de las personas, tales como accidentes de tránsito que afectan el patrimonio y la integridad física de las mismas.

Ya sea una infracción de tránsito o algún accidente, esto requiere la intervención de los oficiales de Seguridad Pública Municipal,tiempo muy valioso el cual fuera mejor invertido en que estos realicen labores de prevención del delito, patrullando de manera proactiva e identificando probables situaciones de riesgo.

Sin embargo, el problema no termina aquí ya que cuando se trata de una infracción de tránsito por lo general, las personas no asumimos nuestra responsabilidad y recurrimos al clásico ¨écheme la mano oficial¨, lo cual promueve la corrupción de estos que deberían de brindarnos las condiciones de seguridad para la sana convivencia y desarrollo de nuestra ciudad.

Si ningún ciudadano cometiera infracciones de tránsito estaríamos más seguros en nuestras personas y en nuestro patrimonio, además de no propiciar la situación en donde se requiera sobornar a un oficial de policía para evadir nuestra responsabilidad. Y permitiéndoles hacer un mejor uso de su tiempo para prevenir la comisión de delitos diversos de los cuales tanto nos quejamos.

Lamentablemente esta situación genera una percepción real deque nuestra policía es corrupta, pero es aquí donde los invito a reflexionar de manera muy personal y objetiva….

¿Somos realmente mejores personas que nuestros policías cuando no respetamos las reglas de convivencia y promovemos la corrupción de estos?..

Regresar